KdF: Fuerza a través de la alegría

Muchos de los planes sociales llevados a cabo por el III Reich impulsaban la conexión del pueblo alemán bajo un mismo estandarte de unidad.  Uno de ellos, quizás el más importante fue el Kraft durch Freude, abreviado KdF, cuyo significado literal es: “Fuerza a través de la alegría”.

Conozcamos un poco más de esta organización.

La KdF fue creada en 1933 con el propósito de estructurar y unificar el tiempo libre de la población alemana, marcando una senda de cultura bien definida y exaltando las bondades del nuevo estado alemán. Dentro de este contexto, se aprovechó para tapar los baches entre distintos estratos sociales, ofreciendo distracciones y ocio elevado para todo tipo de ciudadanos, haciendo más accesible la cultura.

Al poseer autoridad estatal, el organismo no tardó en convertirse en una de las agencias de viajes más grande de los años 30, dominando el panorama de excursiones locales, viajes terrestres y marítimos, actividades culturales como cine, teatro y conciertos, promoviendo a los artistas del momento y generando un impulso económico nunca antes visto en el sector turístico de  Alemania.

KdF-Betriebssport

Baile y gimnasia como método de recreación

Este refinamiento del pueblo alemán era necesario, citando a, en su momento Reichskanzler, Adolf Hitler: “Deseo que a cada trabajador se le conceda un periodo de vacaciones suficiente y que todo sea dispuesto de tal manera que su tiempo libre sea realmente de ocio. Deseo esto porque quiero un pueblo con determinación y nervios de acero, pues la única manera de hacer grande la política es teniendo un pueblo que mantiene los nervios.”

De la mano de este filantropismo también existía una ventaja; apaciguar y mantener la felicidad de los sindicatos más violentos, asegurando la paz interna del sector laboral con un trato justo que mejore sus condiciones de vida, ya que en esa época los trabajadores jamás hubiesen soñado en practicar tenis o equitación, ni en realizar viajes dentro de su propio país para disfrutar de los numerosos balnearios del que se disponía. Todo esto cambió gracias a la astuta propaganda y efectividad de la KdF.

Las cifras muestran que en 1934 más de dos millones de alemanes habían participado en algún viaje o actividad promovida por la KdF; en el final de sus días, en 1939, se llegó a calcular que 25 millones de trabajadores estaban registrados en la organización, con la obligación de afiliarse y pagar cuota.  Se minimizó la diferencia entre clases sociales, reduciendo el costo del ocio para un gran sector de la población alemana, llegando a ofrecer ciertas actividades gratuitas.

prora 4

 

Con el tiempo la KdF se convirtió en una potencia económica para el III Reich, e inspirándose en la organización fascista Opera Nazionale Dopolavoro (Opera Nacional después del trabajo) ampliaron considerablemente las actividades que ofrecían, haciendo crecer la organización de manera vertiginosa.  En 1939  la Kraft durch Freude poseía 7 mil empleados y 135 mil voluntarios, divididos en sectores como turismo, deporte, educación, supervisores de fábricas y administradores de talleres.

Hermann Esser, secretario del Ministerio de Propaganda tomó las riendas de impulsar el turismo extranjero hacia Alemania, imprimiendo panfletos a color que se distribuyeron en varios idiomas y por distintos países europeos bajo el nombre de Deutschland.  

 

 

 

La población alemana gozaba de una bonanza económica que no veían hace más de 20 años, pero la guerra se aproximaba sin que ellos lo supiesen con certeza.

IMG_3249

En esta coyuntura  se pone en marcha el proyecto para construir un vehículo de acceso popular,  el KdF-Wagen, conocido en al actualidad como el Volkswagen Escarabajo

El mérito de la KdF fue reconocido mundialmente, y en 1939 recibió la Copa Olímpica, galardón otorgado por el Comité Olímpico Internacional.  Con el comienzo de la Segunda Guerra Mundial y las urgencias financieras que surgieron del conflicto, todas las actividades de la KdF se vieron pausadas abruptamente, dejando varios proyectos sin finalizarse, como el balneario Prora en la costa báltica, un mega complejo hotelero que brindaría unas vacaciones pacíficas a los alemanes.

173px-KdF_Symbol.svg

 Emblema oficial del KdF

Los barcos y demás vehículos de transporte fueron utilizados en la militaria y las condiciones de trabajo se volvieron más severas por las exigencias de la guerra. Este modelo de “felicidad obrera” se utilizó posteriormente en otros países como Portugal (Fundación Nacional para la Alegría en el Trabajo) y en España (Organización Educación y Descanso) ambas dependientes de movimientos sindicalistas.

Autor: Nikos Gemidopoulos


Fuentes:

Spiegel Online

schoolhistory.co.uk

Wikipedia

 


'KdF: Fuerza a través de la alegría' have 2 comments

  1. 31 Marzo, 2014 @ 12:09 PM Ruben Cantacaris

    Que interesante! gracias Nikos, que sigan apareciendo estas publicaciones!

    Reply

  2. 27 Marzo, 2014 @ 8:08 PM Bleier

    Siempre se aprende algo nuevo…

    Reply


Comparte tu opinión con nosotros