Wondjinas: retazos de antiguos dioses fluviales

Según las tradiciones cosmológicas de las tribus australianas, los Wondjinas fueron sus dioses creadores. Bajaron del cielo y le dieron vida a todo lo que existía sobre la tierra. Las representaciones pictóricas de estas entidades, pintadas dentro de varias cavernas en el desierto australiano, arrojan más oscuridad que luz sobre su origen.

El mito

La mitología de los aborígenes australianos cuenta que los Wondjina descendieron del cielo con la ayuda de Eingana, la Serpiente de la Era del Sueño, para dar comienzo a esta edad astral donde se dedicaron a  crear el agua, los animales, la vegetación y los habitantes de la tierra.

eingana

De las pocas representaciones de Eingana

Luego de realizar su tarea creacionista, dibujaron en las paredes de las cuevas representaciones de ellos mismos, para luego ir a morir en pozos de agua situados en las profundidades de las mismas. Esto cuenta la tradición aborigen, una de las pocas alrededor del mundo en otorgar a sus divinidades un contacto que quedó representado pictográficamente.

El descubrimiento

Lo que más llama la atención de estas pinturas rupestres es que fueron hechas, según la  leyenda, por el “puño y letra” de esas entidades fluviales, quienes deseaban que su legado fuese conocido más allá del tiempo. Fueron descubiertas en 1938 por exploradores australianos liderados por un supuesto Capitán Grey en el desierto de Kimberley (oeste de Australia). Si bien muchas fueron borradas por los aborígenes en aras de proteger su historia del invasor europeo, quedan hoy en día cientos de pinturas adornando esas cavernas de antaño.

10_wondjinas

Para conocer la antigüedad de estas asombrosas representaciones divinas, se realizó un estudio sobre un avispero situado en una de las cavernas, revelando que poseen aproximadamente 17.000 años. Aparte de rectificar que los primeros habitantes del desierto australiano fueron más antiguos de lo que piensa, coincide con un evento climático especial que azotó esa región miles de años atrás.

WANDJINAS12

Todo mito de creacionismo cuenta con fenómenos extraordinarios que muchas veces pueden rastrearse a eventos climáticos o geográficos. En este caso, y según las dataciones de las pinturas rupestres situadas en el año 3.800 A.C, se trató de una época donde terminó una larga sequía que dio paso a un clima más húmedo caracterizado por monzones regulares. Esto puede explicar la importancia de la representación fluvial de los Wondjina y su conexión con las lluvias.

Wondjinas

Estos dibujos, situados en varias partes de la región de Kimberley dan una imagen de estos espíritus bastante similar a lo que hoy en día interpretamos como el arquetipo extraterrestre: cabezas grandes y ovaladas, ojos enormes (desproporcionados para su tamaño), cuerpos antropomórficos y algunos poseen una especie de halo, plumas o casco alrededor de su cabeza, dando la impresión, para los teoristas de los “antiguos astronautas” que se tratan de cosmonautas ancestrales. Los Wondjina no poseían boca, ya que si la tuviesen, las lluvias y ciclones jamás se detendrían.

wandjinas-1

Estos seres suelen sorprender a los arqueólogos ya que la mayoría de las pinturas rupestres alrededor del mundo suelen ser básicas a la hora de representar seres antropomórficos. Hablamos de una época en donde el hombre recién comienza a tener contacto con el arte y el proceso cognitivo de representar las cosas que ve en día a día. El detalle y las características únicas que describen a estos dioses son únicos en el mundo.

Relación con otras mitologías

Relacionando esta cosmogonía a otras similares, podemos nombrar que los dioses mayas bajaron del cielo con la ayuda de la Serpiente Emplumada Quetzalcoatl, la cual abrió su vientre dando lugar a la salida de los dioses creadores. ¿Coincidencia? Los Wondjina descendieron a la tierra mediante Eingana, otro estilo de serpiente voladora.

4640692-3x2-700x467

La escuela de Erich von Däniken plantea que estas serpientes gigantes, las cuales llegan a la tierra envueltas en humo y fuego, son representaciones antiguas de dispositivos de transporte tan avanzados que los indígenas de la época no supieron representar, y lo relacionaron a objetos y animales conocidos.

WANDJINAS18

Los indígenas australianos no son la primera tribu en asegurar de tener evidencia de que estos Dioses convivieron con ellos, los Dogones (los cuales hablaremos en un futuro) de Mali fueron quienes descubrieron la locación de la estrella Sirio-B muchos años antes que los astrónomos europeos, y según cuentan sus tradiciones, este conocimiento se le fue otorgado por seres anfibios llamados Nommos, procedentes de esa estrella miles de años atrás.

Dogon_danza Nommos cosmicgiggle net

Dogones representando a los Nommons, guías espirituales que descendieron de Sirio-B

Los Dogones siguen teniendo festividades donde representan a estos seres mediante disfraces y bailes rítmicos, haciéndonos pensar si realmente conocemos nuestro pasado, o simplemente son  retazos de tiempos olvidados.

Autor: Nikos Gemidopoulos


Fuentes:

http://www.australianstamp.com/

Wikipedia


'Wondjinas: retazos de antiguos dioses fluviales' have no comments

Be the first to comment this post!

Comparte tu opinión con nosotros