35.000 años de música

¿Cuáles fueron las primeras incursiones del hombre primitivo en el mundo del arte? Conocemos que las primeras pinturas rupestres fueron representaciones oníricas que los chamanes interpretaban en las profundidades de las cavernas. Sin embargo, la música ha sido un misterio que arqueólogos han intentado descifrar durante décadas.

En el 2008, las cuevas alemanas de Hohle Fels volvían a reconstruir la historia con un hallazgo que hasta el día de hoy no ha podido ser superado en cuanto a significancia histórica; el uso de instrumentos musicales 35.000 años atrás.

Las investigaciones llevadas a cabo por Nicholas J. Conard en las cavernas alemanas han desenterrado incontables tesoros artísticos de la cultura Auriñaciense. Conard y su equipo, pertenecientes a la Universidad de Tubinga, dan con uno de los descubrimientos más importantes: flautas talladas en huesos de ave con las cuales el hombre se conecta por primera vez con la música. El estudio fue publicado en un artículo de la revista británica Nature.

HoheFels

 Yacimiento arqueológico Hohle Fels (Foto por Wikimedia Commons)

Lamentablemente el paso del tiempo y las condiciones climáticas a lo largo de los siglos han destruido la mayoría de las piezas musicales, pero se ha logrado reconstruir las doce piezas de una flauta hecha con el radio de un buitre leonado, teniendo entre manos el primer instrumento musical conocido de la antigüedad.  El resto de las flautas se encuentran dispersas entre herramientas y representaciones artísticas variadas.

buitre

 Buitre Leonado, ave del cual se construyeron las primeras flautas (Foto por David Sanguesa)

El instrumento en cuestión mide unos 21,8 cm y posee unos 8 mm de diámetro. Sobre él se encuentra tallados cinco orificios donde los intérpretes colocaban sus dedos para cambiar las notas de la flauta. En el extremo superior del tubo, se encuentran dos hendiduras en forma de “V” la cual se estima que era el lugar donde se depositaba la boca para soplar. A partir del quinto orificio el instrumento está roto, lo que dificulta el estudio completo de su funcionalidad.

“Estas flautas proveen más evidencia sobre la sofisticación de las personas que habitaban ese período” – Profesor Chris Stringer (Natural History Museum of London)

Por esto, los investigadores comparan la flauta con otra hallada anteriormente en los alrededores de Geissenklösterle que cuenta con tres orificios y reproduce cuatro notas bien definidas más tres adicionales dependiendo cómo se sople.

flauta 1

 La flauta reconstruida por el equipo de Nicholas Conard (Jensen/University of Tubingen)

En el artículo publicado por los investigadores se describe que:

“Dado que la flauta de tres agujeros produce un rango de notas comparable a muchos tipos de flautas modernas, creemos que la de Hohle Fels ofrece un rango de notas y posibilidades musicales comparables o incluso mayores.”

Además de la flauta tallada en hueso de buitre (la más completa de la colección) se ha logrado rescatar del yacimiento fragmentos de dos flautas de marfil, y una tercera en Vogelherd, otro yacimiento arqueológico de valor. La presencia de marfil como materia prima de construcción también nos indica que los artesanos de estas obras poseían un alto conocimiento y habilidad con el tallado, ya que el marfil es difícil de tratar en manos inexpertas debido a la técnica que requiere.

Para poder fabricar una flauta recta de un hueso de marfil, teniendo en cuenta que lo más cercano fue un colmillo de mamút, se necesita tallar en forma recta una pieza que es naturalmente curva.

Como si fuera poco, para ahuecar el hueso es necesario realizar un corte vertical para que la pieza quede dividida simétricamente en dos partes para luego perforar el marfil creando los orificios, cavar el hueco en cada mitad y sellar ambas partes sin aire ni fisuras. Realmente una técnica sorprendente que aún hoy con herramientas modernas puede encontrarse dificultoso.

El profesor Nicholas Conard sugiere que la música era parte habitual de la vida hace 40.000 años atrás, momento en que los hombres modernos comenzaron a dispersarse por Europa.

“Cada vez es más claro que la música formaba parte de la vida diaria. Se usaba en distintos tipos de contextos sociales: posiblemente religiosos, posiblemente recreacionales.  Muy parecido a cómo usamos la música hoy en distintos ámbitos”. – Profesor Nicholas Conard

Los investigadores también sugieren que no sólo fue la música generada mucho antes de lo que se pensaba, sino también el espíritu creativo de la humanidad.

“El humano moderno que ingresó en nuestra región ya poseía un amplio abanico de artefactos simbólicos, arte figurativo, descripciones de creaturas mitológicas, muchos tipos de ornamentos personales y una tradición musical bien desarrollada”.  – Profesor Nicholas Conard

El equipo de investigadores sugiere y presenta el debate sobre la presencia de la cultura como factor de supervivencia. Esto explicaría porque el hombre moderno sobrevivió y los Neandertales, con los que coexistieron en un tiempo, se extinguieron.

rocdecazelleIMG_0295

 Representación del hombre moderno haciendo música en Roc de Cazelle (Don Hitchcock 2008)

“La música contribuyó al mantenimiento de largas estructuras sociales, y quizás ayudó en facilitar la demografía y territorio en expansión del hombre moderno, que se aleja del estilo de  los Neandertales, cuya cultura era más conservadora y demográficamente aislados”. – Equipo de Investigación

Los investigadores estiman que quizás en África puedan hallar artefactos artísticos que datan de 50.000 años, pero esa evidencia está aún por descubrirse.

Puedes escuchar una muestra de cómo sonaban estos instrumentos en este enlace 

Autor Nikos Gemidopoulos

Fuentes:

Elmundo.es

bbc.uk