La Batalla de los Ángeles 1942

En la madrugada del 25 de febrero de 1942 los habitantes de Los Ángeles se despertaron con las sirenas antiaéreas que anunciaban un inminente ataque sobre territorio americano. Sin embargo al correr de las horas el evento demostró ser único en la historia, siendo utilizado por ufólogos como prueba irrefutable de objetos voladores no identificados.

Antes de comenzar aclararemos que utilizaremos el término UFO u OVNI de forma literal: “Objeto Volador no Identificado”, atribuyéndole la propiedad de origen desconocido de la aeronave. No estamos haciendo referencias a naves extraterrestres o platillos voladores.

Las agencias militares de Estados Unidos aún seguían impactadas por el devastador ataque a Pearl Harbor, por lo que las sensibilidades estaban a flor de piel ese 24 y 25 de febrero. Toda la costa de LA se adornaba de artillería pesada antiaérea a modo de evitar cualquier nuevo ataque japonés.

shipyard

 En la pared de su casa, Diane Fox muestra una foto del frente acuático de Bremerton en 1942, seguido a los ataques de Pearl Harbor.

A primera hora de la madrugada, radares militares detectaron un objeto sin identificar a doscientos kilómetros al oeste de Los Ángeles. Se dio la alarma a las baterías de defensa que esperaban que la aeronave se acercara al espacio aéreo crítico para abrir fuego. Minutos más tarde se anunciaba que el objeto había desaparecido de los radares. Contradictoriamente, los vigías ubicados en distintos puestos de la costa informaban “boogies” o aviones enemigos sobrevolando la  costa.

A las 2:05 AM una formación de varias aeronaves apareció sobre el cielo de Los Ángeles de forma imprevista, e invisibles a los radares. La alarma se dispara y los doce mil vigías aéreos corren a sus puestos de vigilancia. En un principio los soldados creían que se trataba de un simulacro, teoría que rápidamente olvidaron al escuchar las baterías abrir fuego.

Los reflectores pinchaban las nubes en busca de los enemigos, encontrando objetos plateados que sobrevolaban entre los 3 mil y 6 mil metros de altura. La lenta velocidad de movimiento que presentaban estos objetos llamó la atención de las defensas americanas, ya que se desplazaban a unos 300 km por hora.

Battle_of_Los_Angeles_ufo

 Foto aclarada del incidente (Fuente: Los Angeles Times)

Mientras la artillería era disparada desde distintos puntos de la costa, un millón de habitantes de California sufría un apagón que duró cinco horas, lo que atribuyó a una histeria masiva por parte de una población que temía por otro ataque japonés.

Muchos edificios fueron dañados por los proyectiles antiaéreos y cinco civiles murieron, tres en accidentes automovilísticos por el caos y dos de ataque al corazón atribuidos al estrés de la situación.

Según la versión oficial, participaron 15 OVNIS en la batalla. Las descripciones, tanto militares como civiles no se ponen de acuerdo. Algunos dicen de haber visto grandes bolsas que flotaban en el aire, mientras que otros testigos aseguran que observaron únicamente luces rojas que volaban en zigzag. Otros testigos más audaces informaban de una gran máquina suspendida en el aire, inmune a los disparos de los antiaéreos y que lentamente se camufló en la oscuridad siguiendo la línea de la costa.

El 26 de febrero aparece en el periódico Los Angeles Times una fotografía del incidente.  En ella se puede ver un objeto gigantesco y circular apuntado por los reflectores de luz. La prensa comenzó a denunciar que las autoridades militares retenían información privilegiada sobre el caso, acusándolos de censura.

Battle_of_Los_Angeles_LATimesPágina del periódico que relataba los hechos y las consecuencias de la artillería americana (Fuente Los Angeles Times)

El tiempo todo lo olvida y recién en 1947 el documento militar pierde su secretismo y es desclasificado con la firma del comandante en jefe de las Fuerzas Aliadas, George C. Marshall para la lectura del presidente de la época Franklin D. Roosevelt. En ese informe, el propio general reconoce desconocer el origen del objeto y tacha este bombardeo fantasma como uno de los eventos bélicos más controversiales.

El informe primario hablaba de aviones comerciales que había sido robados por japoneses infiltrados en un aeródromo mexicano, lo que explicaba el hecho de no detectarlos en el radar procedente del Océano Pacífico. En la conferencia de prensa realizada el 25 de febrero por Frank Knox, Secretario de la Mariana en ese entonces, se explicó que el bombardeo se trató de una falsa alarma y que ningún avión enemigo fue derribado.

La Marina y la Armada parecían no ponerse de acuerdo en los hechos, y finalmente se planteó que la alarma inicial fue disparada por globos meteorológicos, y que las explosiones de la artillería en sí hacían parecer que hubiese más objetos en el aire.

La única evidencia que se mantiene hoy por hoy es la foto publicada el 26 de febrero. Una práctica común de los periódicos de la época era retocarlas antes de su publicación ajustando los contraste de blanco y negro.

Cada febrero el Fort MacArthur Museum realiza un homenaje llamado “The Great LA Air aid de 1942”.

Autor Nikos Gemidopoulos


Fuentes:

The Army Air Forces in World War II: Defense of the Western Hemisphere 1. Washington, D.C: Office of Air Force History.

Wikipedia (EN)

 

 


'La Batalla de los Ángeles 1942' have no comments

Be the first to comment this post!

Comparte tu opinión con nosotros