Día de la Mujer Trabajadora en el 2.500 a.C

Cada año celebramos el Día Internacional de la Mujer como un hecho aislado en la historia que revindica los derechos de la mujer en la sociedad. Sin embargo, la historia nos demuestra que estos derechos son una recuperación de aquellos que había en la antigüedad y que con el tiempo se fueron perdiendo.

La Antigua Sumeria gozaba de ciertos avances vistos desde la óptica moderna, uno de los más importantes fueron los derechos que hasta siglos más tarde la mujer no recuperó.

Gracias a las antiguas tablillas y registros encontrados por arqueólogos, podemos conocer innumerables contratos comerciales firmados por mujeres empresarias. Como si fuera poco, las reinas y princesas sumerias tenían oficinas personales, con escribas exclusivos para ellas, y que no obedecían a su esposo.

Desde estas precarias oficinas se llevaban a cabo acuerdos comerciales, negocios y demás transacciones ajenas al patriarcado masculino. Hubo muchos casos de mujeres que hicieron ricos a sus conjugues, como lo fueron las reina Tashlultum, esposa del primer monarca acadio Sergón de Akkad y Tutasharlibish, mujer del quinto monarca llamado Sharkalisharri. La primera fue una gran comerciante de grano, mientras que la segunda, una importante comerciante de piedra para construcción.

Tenemos registros de una mujer llamada Ashag, esposa de un alto sacerdote del Templo de Ur, quien gracias a su ingenio y capacidad mercantil logró enriquecerse vendiendo trigo. También podemos mencionar a Ninkhula, esposa del gobernador de Umma en la 3ra Dinastía de Ur, gran comerciante de grano, oro, pieles y perfumes exóticos.

En estos tiempos también existían las asociaciones comerciales, como el caso de Ninkhula y la consorte real Nimkalla, con delegaciones comerciales que cubrían grandes rutas desde la frontera sur en Lagash hasta el norte, en Mari.

Estos casos sucedían en la realeza, ¿pero en la vida cotidiana? Se suele tener la falsa creencia que le pueblo en las civilizaciones antigua no era más que ganado para los monarcas, pero son falsas concepciones que debemos eliminar de nuestro subconsciente.

92818982

Las mujeres de origen humilde, también realizaban actividades comerciales, practicando y dominando oficios que durante siglos se consideraron como exclusivos para hombres. Entre ellos se destaca la carpintería, tallado de estatuas, telares, etc.

Por otro lado, la cultura sumeria consideraba ciertos oficios como propensos para ser practicados por mujeres, aunque no se excluían a los hombres en sus prácticas. Estas comprenden desde herborista, masajista y perfumista.

Las herboristas eran consideradas las doctoras de la época, teniendo usos medicinales y terapéuticos con todas las hierbas e ingredientes que recolectaban o importaban del exterior. Se conocieron 3 grandes doctoras de nombre Kubatum, Zamena y Ummeda, siendo importantísimas para la vida pública de la región.

Uno de los labores más comunes dentro de las mujeres de origen popular era ser dueñas de tabernas, ofreciendo en muchas ocasiones vino artesanal fabricado por ellas mismas.

Gracias a todo el material recolectado de la antigua cultura sumeria, se ha descifrado que durante la 2da Dinastia de Ur existieron 13 mil mujeres trabajadoras, y durante la 3ra 7mil sóo en la ciudad de Lagash. Tan importante era para la ciudadanía, que al fallecer Gemen-Ninlila, la consorte del rey Shulgi (segundo rey de la III Dinastía de Ur) se decreta siete días de descanso laboral exclusivo para las mujeres en honor a tan respetada empresaria femenina. Este acto se volvió a repetir con la muerte de Eanisha, con siete días de asueto laboral para las mujeres del reino cada aniversario de su fallecimiento.

Con el tiempo estos derechos se fueron perdiendo, pero próximamente abarcaremos ese tema, luego de enfocarnos en la vida de la mujer griega y egipcia. Así que hasta ese momento, ya sabes de donde vienen los derechos originales de la mujer trabajadora.

Autor Nikos Gemidopoulos


Fuentes:

Wikipedia (Dinastías Mesopotámicas)

Historias de la Historia


'Día de la Mujer Trabajadora en el 2.500 a.C' have no comments

Be the first to comment this post!

Comparte tu opinión con nosotros