Qijianglong: el dinosaurio que pudo haber sido un dragón

China es considerado muchas veces como un país mágico lleno de leyendas, donde sus principales protagonistas fueron los míticos dragones. Una teoría supone que la creencia en estos seres por los antiguos habitantes del territorio podía atribuirse la mala interpretación de fósiles.

Gracias a un equipo de paleontólogos pertenecientes a la Universidad de Alberta en Canadá, se ha descubierto los restos de una nueva especie de dinosaurio que destaca principalmente por la longitud de su cuello y podría explicar la confusión que llevó a la creación de los mitos relacionados a reptiles gigantes.

Hallado en al ciudad china de Qijilang, ha sido bautizado como “Qijianglong”, palabra compuesta que significa “Dragón de Qijiang”. Toma este nombre debido a que su complexión y sobre todo su cuello, que se asemeja a las descripciones tradicionales de los dragones chinos, que difiere bastante de los dragones medievales europeos.

01Un Qijiaglong acechado por dos depredadores. (Imagen por Lida Xing)

Esta nueva especie medía unos 15 metros de longitud, y caminó la tierra unos 160 millones de años atrás en el periodo conocido como Jurásico Tardío. Pertenece a la familia de mamenquisáuridos, debido al largo de su cuello.

Según explica el co-autor de la investigación, Tetsuto Miyashita:

“Qijianglong muestra que los dinosaurios de cuello largo se diversificaron en formas únicas en Asia durante el Jurásico: algo muy especial estaba sucediendo en ese continente. China es el lugar donde nacieron los antiguos mitos de los dragones. Me pregunto si los antiguos chinos se toparon con un esqueleto de un dinosaurio de cuello largo como Qijianglong e imaginaron esa criatura mítica”.

Los detalles completos de la investigación pueden leerse en la publicación Journal of Vertebrate Paleontology.

Autor Nikos Gemidopoulos


Fuentes:

Taylor Francis Online

RT


'Qijianglong: el dinosaurio que pudo haber sido un dragón' have no comments

Be the first to comment this post!

Comparte tu opinión con nosotros