Bomarzo: el jardín de los monstruos

¿Exentricismo o el viaje iniciático de un noble italiano? El jardín de los monstruos en Bomarzo, en la provincia de Viterbo, es el residuo místico del duque Pier Francesco Orsini, que hoy en día forma parte del circuito turístico del a región debido a que atrae a miles de personas con las misteriosas figuras y estructuras de piedra situadas a lo largo de un barroco jardín.

Vicino: noble, condottiero y amante del arte

 

Para entender quién fue su constructor debemos posicionarnos en el contexto de la época. Los Orsini fueron una de las familias más poderosas e influyentes del Renacimiento Italiano, con una descendencia que puede rastrearse hasta la Roma del 998 D.C.  La historia de vida de Pier Francesco Orsini, también llamado Vicino, puede conocerse gracias a la correspondencia que dejó tras su muerte, permitiendo a los historiadores conocer los detalles de su vida y obra en la región de Bomarzo.

Esculpido por los intereses típicos del Renacimiento, Vicino poseía un gran amor por las artes, que a través de su vida lo manifestó tanto como noble y como soldado. En su juventud fue llamado por el Papa Pablo III, y combatió en distintos frentes para defender los Estados Papales de los turcos. Posteriormente, tomó las armas contra la rebelión protestante en Flandes y Alemania, siempre reclutado por las fuerzas papales. En la Batalla de Hesdin peleando en el bando francés contra los españoles, se vio prisionero, pero gracias a su titulo noble fue castigado con un cautiverio más humanitario que sus compañeros soldados.

2Representación de Echidna, deidad lunar mitad serpiente mitad mujer. (Foto: Enlace)

Luego de superar sus 2 años de condena, su último enrolamiento militar tuvo lugar en 1557, cuando llamado por el Papa Marcelo II se le ordenó luchar contra el Duque de Alba, personaje que avanzaba con sus ejércitos hacia Roma. Lamentablemente Vicino estuvo implicado en la “matanza de Montefortino”, un pueblo aliado de los españoles que bajo órdenes del papado, tuvo que saquear, quemar y asesinar. Ya cansado de la guerra y repudiando estos actos inhumanos, Vicino se alejó de la vida política para evitar ser llamado nuevamente.

El origen del jardín

 

Existe, como todo en la historia, dos versiones sobre el origen de esta asombrosa obra. Por un lado se cuenta que se trata de un tributo post mortuorio dedicado a su esposa Giulia Farnese, donde cada estructura representa una parte del duelo que conlleva perder un ser amado. Sin embargo esta teoría se ve opacada por el hecho de que el jardín comienza a construirse en 1552 (dato recopilado por las placas de las obras) y sabemos que la muerte de su esposa ocurre en el 1560.

La otra teoría surge de que en una de sus cartas, Vicino confiesa ser seguidor de la filosofía denominada “epicureísmo” griego clásico, un hedonismo neutral que niega de las religiones principales de la época. Esta información puede significar que Vicino y su esposa podían practicar sus cultos lejos de los ojos curiosos, teniendo representaciones crípticas de su filosofía a través del jardín y así huir de su realidad.

3Tortuga gigante en cuyo caparazón pueden distinguirse patrones geométricos y en cuya cima reside una estatua femenina (Foto: Enlace)

Sin conocer exactamente el porqué de su construcción, aún queda una interrogante ¿Quién fue su constructor? Por un lado se le atribuye la obra del jardín a Pirro Ligorio y las estatuas a Simone Moschino, ambos artistas con tendencias manieristas. Sin embargo, algunos críticos niegan estas autorías por encontrar imperfecciones en las obras.

Una de las inscripciones más crípticas que podemos encontrar dice en tosco español:

“Aquel que entre, que observe pieza a pieza, y luego me diga si tantas maravillas fueron creadas para engañar o por puro arte”

Todos quienes investigaron el Jardín de los Monstruos no encuentran un enfoque claro al trazar conclusiones. Caminar por entre esas estatuas llenas de simbolismo y mensajes herméticos deja volar la imaginación, haciendo pensar que se trata de un viaje iniciático para individuos que pueden interpretar estos mensajes.

4Poderosa escultura de un elefante de guerra, probablemente del ejército de Anibal, en cuya trompa yace muerto un soldado romano (Foto: Alice Joyce)

Otros autores sitúan el misterio alrededor de su esposa, Giulia, de quién no se tienen registros ni datos de relevancia. Teniendo en cuenta que Vicino pasó muchos años de su vida guerreando, quien mantenía presencia en su mansión era ella misma y no podemos quitar el posible mérito que se trate de una obra suya.

El jardín fue abandonado tras la muerte de Vicino en 1583, y recién fue descubierto 300 años más tarde, por lo que encontrarse con ese paisaje devorado por la flora y fauna salvaje pudo haber sido un espectáculo increíble. El jardín requirió una restauración casi completa en 1954 y con el tiempo su leyenda fue expandiéndose.

 El Jardín de los Monstruos

 

La ruta del jardín se encuentra estructurada por niveles, de abajo a arriba, ascendiendo por el monte mientras que se recorren los distintos monumentos y obras que se encuentran emplazados por la boscosa zona. Esto da idea que podría tratarse de un viaje iniciático, y no un simple capricho extravagante.

 5 Dragón atacado por lobos. (Foto: Enlace)

Quizás la imagen más fuerte y misteriosa es la llamada “Orcus”. En la tradición romana, un orcus es un demonio que se encarga de castigar aquellos hombres que han roto sus juramentos. Sobre los labios del monstruo está inscrito la frase “Todos los pensamientos vuelan”. En su interior, hay una cámara oscura con un altar ritual en el centro.

1El orcus con su amenazante rostro y la oscuridad de su boca (Foto:Roberto Fogliardi)

Otra de las estructuras más llamativas es la casa inclinada, que se cree construida durante los dos años que Vicini estuvo en cautiverio, lo que hace pensar que Giulia mantuvo la casa mientras su esposo se encontraba prisionero.

7 Cerca de la casa una inscripción lee “Dedicado a Mandruzzo, obispo de Trento”(Foto: Enlace)

 Finalmente en la cima de este recorrido monstruoso, se puede encontrar el denominado “Templo de la Eternidad”, como si esta estructura de la Grecia Clásica fuese el último paso a la iluminación.

8Vista frontal del Templo de la Eternidad (Foto: enlace)

Sea cual sea el objetivo y constructor(es) del jardín, la obra de la Casa Orsini sigue siendo un misterio hasta el día de hoy por la poca evidencia física que podemos encontrar de su construcción. Aquellos iniciados en simbología y filosofía hermética encontrarán mensajes en las formas de las estatuas, en la disposición de los elementos y en la tradición antigua, otros verán una serie de obras hechas para sorprender e impactar.  Cual sea el mensaje que Orsini quiso transmitir, se perdió en los bosques del tiempo.

Autor Nikos Gemidopoulos

 

 

 


'Bomarzo: el jardín de los monstruos' have no comments

Be the first to comment this post!

Comparte tu opinión con nosotros