Los niños verdes del medievo

La historia fantástica reúne muchos casos de folclore y leyendas urbanas que con el paso del tiempo se hacen imposibles de corroborar. Dos de estos mitos sitúan a niños cuya particularidad era tener la piel verde como sus protagonistas, con curiosidades fantásticas que se repiten tanto en España como en Inglaterra.

Los niños verdes de Bajos

 

El primer caso se sitúa en 1887, en las cercanías de Barcelona, en un pueblo llamado Banjos. Según cuenta la leyenda, unos campesinos que recogían cultivos escucharon gritos desde la montaña, y al encontrar la fuente de los mismos dieron con dos niños acurrucados en una cueva temblando de terror.

Gritaban en un idioma que no era español, cubiertos por unas extrañas ropas que la tradición describe cómo “metálicas” y cuya principal característica era que la piel de ambos era verde. El niño y la niña fueron recogidos por un campesino hasta su hogar. Estos seres se negaban a comer y beber, lo que conllevo a la muerte del muchacho. Tras este incidente la niña comenzó a comer verduras crudas, frijoles y demás legumbres.

Se cuenta que la niña vivió en el pueblo durante 5 años, tiempo que bastó para que su piel se aclarara y tomará un tono caucásico como sus pares. Aprendió a hablar el idioma local, lo que sirvió para que explicara su procedencia.

2

Ilustración de los niños de Banjos temblando de mierdo frente a la precencia de los campesinos (Foto: Enlace)

Según los testimonios, ella provenía, junto a su hermano, de una tierra sin sol donde la gente poseía un color verdoso en la piel por vivir en la continua oscuridad. También mencionó que existía una tierra de luz, pero se encontraba más allá de un gran río. Cuando los campesinos indagaron sobre cómo aparecieron en la cueva, la niña explicó que oyeron un sonido muy fuerte, y luego fueron empujados hasta llegar a la luz. Comenzaron a gritar desesperados de miedo al encontrarse frente a la luz del día jamás vista por sus ojos. Tiempo después la niña murió, poniendo fin al misterio inconcluso.

El primer relato escrito de estos misteriosos niños de Banjos aparece en la obra “Destinos Extraños” de John Macklin publicado en 1965. Otras publicaciones posteriores a la de Macklin sitúan estos hechos en un otoño de 1887, haciendo referencia a otros casos similares ocurridos en Alemania y Francia. Por otro lado, en el libro “Un mundo de fenómenos extraños” de Charles Berlitz la descripción de estos niños verdes los detalla como niños con ojos almendrados, de apariencia negroide y hundidos levemente.

 

Los niños verdes de Woolpit

 

Muchos años previos al supuesto avistamiento de los niños de Banjos, un cronista monástico inglés de nombre “Gervasio de Tilbury” escribió en sus crónicas del siglo XIII un relato extraño sobre dos niños aparecidos en la ciudad Bury St. Edmunds de su país.

Según se puede leer en su obra, un día de calor en el siglo XII, agricultores y campesinos de la aldea de Woolpit dieron con dos niños extraviados que parecían estar totalmente desorientados. Esta pareja de niños parecía perdida, y para sorpresa de los presentes su piel era color verde oliva, aunque sus rasgos eran idénticos a los de los niños normales.

3Libro de Charles Berlitz donde detalla sobre los casos de niños verdes

Como en el relato anterior, se intentó entablar el diálogo con ellos, pero hablaban un dialecto que no era inglés. Preocupados los campesinos los llevaron al pueblo donde los niños se negaron en comer. Con el tiempo solo comían frijoles, pero no fue suficiente y el varón falleció enfermo a los días. La niña creció, convirtiéndose en una mujer adulta que contrajo matrimonio con un caballero de la localidad de King´s Lynn. Con el tiempo la mujer aprendió inglés y pudo comunicarse toscamente con su nuevo esposo. Ella explicó que de donde provenía todos tenían la piel verdosa, debido al entorno cavernosos y subterráneo de su lugar de origen. La muchacha también detalló que cruzando un gran río subterráneo, existía otra tierra iluminada a la cual no podían acceder. Un día, caminando con su hermano, escucharon el estridente sonido que provenían de una de las cavernas. Decidieron entrar a la misma y siguieron el camino durante días hasta alcanzar una luz, que terminó siendo las afueras de Woolpit. Intentaron regresar, pero la luz cegadora los desorientó, hasta el momento que fueron encontrados por los habitantes del poblado.

Teorías y controversias

 

La teoría más aceptada por los historiadores es que estos relatos, principalmente la de los niños de Woolpit, surge de una leyenda medieval sobre el conde de Norfolk, quien intentó envenenar a sus dos niños con arsénico para heredar sus pertenencias. Al fallarle el veneno, decidió abandonarlos en el bosque y se convirtieron en esos niños desorientados que encontraron los pobladores de Woolpit. Expertos dicen que el envenenamiento por arsénico puede convertir la piel en tono verdoso, tal como lo hace la anemia por no digerir alimento por varios días.

Lamentablemente esta teoría no puede explicar el idioma extranjero de los niños y las despripciones de sus origenes en las profundidades.

La controversia surge al tratar de explicar cómo aparecen dos menciones de niños color verde en distintos países y en distintas épocas. Quizás fueron errores de sus escritores, que tomaron la tradición oral confundiendo hechos o repitiendo en sus crónicas.

AgarthaMuchos creen que dentro de la tierra existe otros continentes con vida inteligente

Los iniciados en las teorías de Agartha y la tierra hueca, sostienen que estos casos son testimonios de que realmente la tierra es hueca y existe una civilización en la oscuridad de las cavernas.

Como leyendas urbanas del medievo, los niños verdes no dejan de ilusionar a los más fantasiosos e incitar la imaginación sin límites. Como podemos ver en la foto de cabezera de la nota, el pueblo de Woolpit está muy orgulloso de la leyenda de los niños verdes, y lo ha tomado como parte de su tradición.

¿Tu que crees que pudo haber sucedido?

Autor Nikos Gemidopoulos


'Los niños verdes del medievo' have no comments

Be the first to comment this post!

Comparte tu opinión con nosotros